Responsabilidad Del Dueño de Una Propiedad

Los dueños de una propiedad tienen distintos grados de responsabilidad de gente que llega a su propiedad.

Existen tres tipos principales de gente que la ley reconoce: invitados, licenciatarios e intrusos.

Invitados: Como su nombre lo dice, un invitado es una persona que es invitada a una propiedad por negocios, como en el caso de clientes y personas que quieren trabajar en ese lugar en el futuro. Los dueños de propiedades deben ser sumamente cuidadosos con estos invitados para asegurarse de que no corran ningún peligro mientras están en su propiedad. Esto significa que el dueño de una propiedad es responsable de reparar y corregir los daños visibles, pero además debe inspeccionar, descubrir y reparar los daños que están escondidos en su propiedad.

Estos principios legales significan que el dueño de una propiedad o un local comercial tienen la responsabilidad de asegurarse de que su lugar es seguro. Desafortunadamente no existe una manera muy precisa de medir lo que es razonablemente seguro. La ley define como “razonable” lo que una persona de inteligencia y juicio promedio haría si estuviera en las mismas circunstancias. Sin embargo esto está abierto a la interpretación de un jurado.

Ejemplo: Se espera que el dueño de un negocio se asegure de que las escaleras de su establecimiento sean seguras y estén limpias para evitar así accidentes. Se espera que el dueño o sus empleados limpien y le den mantenimiento al local. Sin embargo no es razonable esperar que una persona esté vigilando todo el día el lugar para asegurarse de que nada se rompa ni se derrame ningún líquido que pueda causar un accidente.

Licenciatarios: Se permite que los licenciatarios estén en el local por razones sociales. Se requiere que los dueños de un local se aseguren de que las condiciones del lugar son seguras para los licenciatarios, sin embargo el grado de cuidado que deben tener es menor que el que deben tener con los invitados. Los licenciatarios son parcialmente responsables de inspeccionar que no haya ningún peligro que pueda causarles un accidente.

Intrusos: Un intruso es alguien que no está autorizado a estar en una propiedad. Los dueños de una propiedad no están obligados a proteger a los intrusos que entran a su propiedad.

Niños intrusos: Se aplica una real diferente si un niño es el intruso. En caso de que un niño entre a una propiedad sin autorización, el dueño de la propiedad tiene la responsabilidad de asegurarse de que su local es seguro. La lógica detrás de este argumento es que los niños a veces son ingenuos ante los peligros en una propiedad por lo que podrían sentir curiosidad por investigar algo desconocido y sufrir un accidente. Por ejemplo esto puede ocurrir en un pozo abandonado, una alberca o maquinaria pesada. Estos peligros potenciales se llaman daños atractivos.

Información Relacionada

En todos los asuntos relacionados con lesiones personales es esencial que se tomen todas las medidas necesarias para conservar la evidencia de la mejor manera posible, también es necesario investigar el accidente en cuestión y hacer una demanda antes de la fecha límite impuesta por el Estatuto de Limitaciones.

Si usted o alguno de sus seres amados es víctima de daños personales, llame a la Oficina de Abogados de Thomas T. Inkelaar al (402) 999-9999 o llene una Forma con su caso. La consulta inicial es gratuita y si aceptamos su caso, trabajaremos con usted utilizando un Cuota Contingente, lo que significa que usted pagará nuestros servicios solamente en caso de que le consigamos una indemnización. Así que no se demore, usted podría tener una petición válida y podría tener derecho a una compensación por sus lesiones, pero debe llenar una demanda antes de que expire el Estatuto de limitaciones.

Lo anterior no es considerado como asesoría legal. Eso solo puede provenir de un abogado capacitado que esté familiarizado con todos los hechos y circunstancias de un caso particular y específico. Vea los Términos de Uso.

Nebraska Abogados de Resbalones y Caídas