Exceso de Velocidad

Exceso de Velocidad

Manejar a exceso de velocidad es el factor que más contribuye para que ocurran accidentes automovilísticos en Estados Unidos. De acuerdo con datos recaudados por la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (sus siglas en inglés son NHTSA) la sociedad americana gasta $40.4 billones al año en gastos relacionados con accidentes automovilísticos. En 2007, manejar a exceso de velocidad fue un factor asociado a 31% de los accidentes fatales, matando a 13,040 personas. En la Oficina de Abogados de Thomas T. Inkelaar utilizamos todos los medios disponibles para probar negligencia por parte de un conductor para obtener una indemnización monetaria más alta para nuestros clientes. Las leyes de Nebraska requieren que todos los conductores manejen a una velocidad razonable y de acuerdo al clima y a las condiciones del camino.

Cualquier velocidad mayor a las siguientes puede considerarse como excesiva

  • 25 mph en un área residencial
  • 30 mph en una zona de negocios
  • 75 mph en una carretera interestatal
  • 65 mph en otros caminos, a menos que se especifique otra velocidad

Manejar a exceso de velocidad reduce la habilidad del conductor para controlar el automóvil de manera segura en curvas y objetos en el camino. Además hace que aumente la distancia necesaria para que un vehículo frene y el tiempo de respuesta del conductor ante algún peligro.

Los jóvenes del sexo masculino son las personas más propensas a conducir a exceso de velocidad y desgraciadamente muchos de ellos mueren en accidentes automovilísticos. En 2007, 39 por cierto de los conductores masculinos entre 15 y 20 años murieron en accidentes relacionados con exceso de velocidad. Según las estadísticas el consumo de alcohol y el exceso de velocidad van de la mano. En 2007, 26 por ciento de la gente menor de 21 años involucrada en accidentes fatales estaba además intoxicada con una concentración (BAC) de 0.08 gramos de alcohol por decilitro de sangre o más. Por otro lado en 2005, solamente el 13 por ciento de los conductores de 21 años que murieron en accidentes automovilísticos no estaban manejando a exceso de velocidad, pero si estaban bajo la influencia del alcohol. En 2007, el 52 por ciento de los conductores de 21 a 24 años involucrados en accidentes fatales estaban conduciendo a exceso de velocidad e intoxicados. Mientras que solamente el 26 por ciento de los conductores de estas edades estaban intoxicados, pero no conducían a exceso de velocidad. En 2007, el 36 por ciento de todos los conductores involucrados en accidentes fatales estaban conduciendo a exceso de velocidad. Mientras que murieron en accidentes el 24 por ciento de los pasajeros de autos, 19 por ciento de los conductores de camiones pequeños y 8 por ciento de los conductores de camiones grandes. En 2007, el 49 por ciento de los pasajeros de menos de 21 años que conducían a exceso de velocidad y estuvieron involucrados en choques automovilísticos fatales estaban utilizando su cinturón de seguridad. Por otro lado, el 70 por ciento de los conductores de esta misma edad que no estaban conduciendo a exceso de velocidad no murieron.

En todos los asuntos relacionados con lesiones personales es esencial que se tomen todas las medidas necesarias para conservar la evidencia de la mejor manera posible, también es necesario investigar el accidente en cuestión y hacer una demanda antes de la fecha límite impuesta por el Estatuto de Limitaciones.

Si usted o uno de sus seres amados es víctima de daños personales, llame a la Oficina de Abogados de Thomas T. Inkelaar al (402) 999-9999 o llene una Forma con su caso. La consulta inicial es gratuita y si aceptamos su caso, trabajaremos con usted utilizando un Cuota Contingente, lo que significa que usted pagará nuestros servicios solamente en caso de que le consigamos una indemnización. Así que no se demore, usted podría tener una petición válida y podría tener derecho a una compensación por sus lesiones, pero debe llenar una demanda antes de que expire el Estatuto de limitaciones.

Lo anterior no es considerado como asesoría legal. Eso solo puede provenir de un abogado capacitado que esté familiarizado con todos los hechos y circunstancias de un caso particular y específico. Vea los Términos de Uso.

Información Relacionada