Abogado de Mordeduras de Perros en Omaha | Animales Violentos

Abogado de Mordeduras de Perros en Omaha

Las mordidas de perro son algunos de los casos de lesiones personales más frecuentes, aunque inesperadamente graves, que ocurren en Omaha. Los perros más grandes son capaces de romper la piel, romper los huesos y desgarrar los tendones, e incluso las mordidas de perros pequeños pueden causar infecciones peligrosas.

La ley en Omaha deja en claro que los dueños de perros son responsables de todos los daños que resultan de animales que muerden. A diferencia de muchos otros estados, en Nebraska, no necesita mostrar que el perro tuvo un pasado violento o que el dueño sabía de la posibilidad de violencia de sus animales. Con esto en mente, un abogado de mordeduras de perros en Omaha de las oficinas legales de Inkelaar Law podría trabajar para responsabilizar a los propietarios de perros y a los arrendadores por los actos violentos de sus animales. In English.

¿Cuál es la Ley de Mordida de Perro de Nebraska?

El Estatuto revisado de Nebraska 54-601 establece que los propietarios siempre son responsables de cualquier daño que resulte de una mordida de perro. Esto está en oposición directa a muchos estados que emplean leyes de una sola mordida. En Omaha, no es necesario que demuestres que el propietario tenía conocimiento previo del pasado violento de su perro para cobrar una indemnización. En cambio, solo necesitas probar que:

  • El perro pertenecía al acusado,
  • El perro mordió al demandante, y
  • La mordedura resultó en daños.

De hecho, incluso si el perro no te mordió realmente, tu caso aún puede ser exitoso. Si el animal te ataca, persigue o acosa de otro modo y se producen lesiones, el dueño del perro puede ser considerado responsable.

Posibles Defensas en un Caso de Mordeduras de Perro

Uno de los acusados de defensa más comunes en casos de mordidas de perros es argumentar que su perro simplemente estaba protegiendo su propiedad, y para ser justos, las leyes de mordidas de perro en Omaha establecen que las personas que traspasan propiedad privada no pueden ganar su caso. Sin embargo, los trabajadores como los carteros o los inspectores que ingresan a la propiedad con fines comerciales no están limitados por esta regla.

Otra posible excepción se aplica a las personas lesionadas por perros que participan en el trabajo policial o militar. La única forma en que puede ganar en estos casos es demostrando que el perro fue utilizado o dirigido de una manera inapropiada que excedió la política de la agencia. En general, es muy difícil, pero no imposible, que los demandantes prevalezcan en estos casos.

Daños Potenciales Disponibles

El daño físico constituye el núcleo de cualquier caso de mordedura de perro. De hecho, sin la presencia demostrable de daño físico, un caso de mordedura de perro en Omaha no puede prevalecer. No importa cuán traumatizado mentalmente pueda estar por el incidente, cualquier caso debe comenzar con el tratamiento médico de un doctor por una lesión física. Incluso si la lesión es solo una mordida menor que cura sin complicaciones, esta lesión es resarcible.

Las lesiones físicas comunes en los casos de mordedura de perro incluyen:

  • Heridas punzantes,
  • Huesos rotos,
  • Tendones o ligamentos rasgados,
  • Infecciones por mordeduras y/o

Si tiene una lesión física, también puede reclamar angustia mental relacionada con el ataque. Siempre que la angustia emocional sea notado y tratado por un médico o terapeuta, se puede agregar a un reclamo.

Un Abogado de Mordeduras de Perros en Omaha Podría Demandar a Dueños de Perros Negligentes

Según la ley de Omaha, todos los dueños de perros son responsables de las acciones de sus animales. Incluso si el perro nunca ha sido agresivo antes, los propietarios siguen siendo estrictamente responsables. Los daños en estos casos pueden ser graves y los demandados son legalmente responsables de pagarlos.

Un abogado de mordeduras de perros en Omaha, Nerbraska de Inkelaar Law podría demandar a dueños de perros o propietarios que permiten que los animales estén en su propiedad por los costos médicos y la angustia mental que siguen a estos incidentes. Todos los reclamos deben presentarse a más tardar cuatro años después de la fecha de la lesión, por lo que el tiempo puede ser crítico en su caso. Póngase en contacto con las oficinas legales de Inkelaar hoy para comenzar.